Diferencias entre gas natural comprimido y gas natural licuado

El gas natural es un gas compuesto por carbono e hidrógeno (CH4), es decir, metano y porcentajes bajos de otras sustancias. Depurado se emplea en industrias, hogares y vehículos, y es el combustible fósil más amigable con el medio ambiente. Sin embargo, pueden presentarse confusiones por las distintas presentaciones en que se maneja.

El gas natural comprimido o GNC es el gas natural que se almacena a altas presiones (entre los 200 y 250 atm), lo que permite almacenar una cantidad considerable en un espacio reducido. El gas natural licuado o GNL es sometido a bajas temperaturas para que pase al estado líquido.

La misma cantidad de gas natural ocupa menor espacio como GNL en comparación a su presentación en  GNC. Sin embargo, requiere ser mantenido a baja temperatura en contenedores especiales (a -160°, aproximadamente), lo que representa dificultades técnicas para su transporte y eleva los costos de infraestructura de almacenamiento.

Si bien al utilizarlo en la combustión el producto es el mismo, el gas natural comprimido presenta ventajas de instalación, tanto en facilidad técnica como en costos de almacenaje, dado que los contenedores de GNC se mantienen a temperatura ambiente, requiriendo principalmente de una estación de descompresión para poder aprovecharlo.

Una vez que se regasifica o despresuriza, dependiendo de la presentación en que se encuentre el gas natural, puede emplearse en todo proceso industrial de calentamiento con las ventajas económicas y medioambientales que este combustible brinda al emplearlo, permitiendo una generación de calor más limpia y con menor mantenimiento de equipos.

Si buscas provechar los beneficios del gas natural en tu industria, en Tectuus somos especialistas en instalaciones para GNC, brindándote soluciones a la medida de tus necesidades y con la mayor calidad y seguridad certificada. ¡Contáctanos y conoce de qué manera puedes beneficiar a tu negocio con nuestros servicios!